Ser humano
CON-CIENCIA DIVERTIDA - Viernes, 03 Junio 2016 05:08
MI RUTINA MATINAL - Viernes, 03 Junio 2016 04:24
QUIERES PROSPERAR, AYÚDATE - Jueves, 24 Septiembre 2015 02:47
La Falta de Oportunidades - Jueves, 24 Septiembre 2015 02:18
Trabajando juntos - Jueves, 24 Septiembre 2015 01:46

QUIERES PROSPERAR, AYÚDATE

  • Jueves, Sep 24 2015

Cada vez  es más difícil estudiar, la economía  de hoy en día no se presta para solventar todos los gastos que conlleva estudiar una Carrera Universitaria, es por eso que trabajar y estudiar ya es una urgente necesidad si queremos avanzar en la mejora educativa y las oportunidades que se presenten teniendo una formación educativa.

 

Según la encuesta nacional de la juventud en México, realizada en el 2010, el 10.9% de las y los jóvenes combinan trabajar y estudiar. Aunque en apariencia este una un porcentaje elevado, no lo es tanto y máxime que las oportunidades de trabajo que los jóvenes acceden no son pensado en ellos, simplemente son jornadas comunes y extenuantes en casi la totalidad de las ocasiones. Ser joven y estudiar es un reto que hay que trascender si te quieres superar, pero no se tiene apoyo suficiente.

Es importante que los jóvenes, se integren al mundo laboral, ya que estos son los que producirán en un futuro. Y sobre todo, que siendo jóvenes tienen mayor posibilidad de aprendizaje en este trayecto.

Pero desgraciadamente, como ya se menciona, estos jóvenes realizan su esfuerzo en total solitario, ya que no reciben el apoyo de instituciones para integrarse en el mundo laboral desde temprana edad y, carecen de apoyo en el sentido que no cuentan con horarios flexibles, que les ayuden también para destinar tiempo suficiente a estudiar. Pero además, cuando deciden incursionar en el ámbito laboral, les solicitan experiencia de no tenerla, obviamente les repercute en ofrecerles solo sueldos, muy por debajo de su expectativa, o dicho de otra forma muy mal pagados. 

Las y los jóvenes se integrarían al mercado laboral más fácilmente si se les ofrecieran horarios flexibles, quizá así el 10.9% notoriamente aumentaría. Quienes tienen mayor adelanto, respecto a visualizar que los jóvenes estudiantes de las instituciones educativas se desempeñen a su vez, tanto en el estudio como combinar el ámbito laboral, que son dos escenarios que si el joven los transita a la vez, puede fortalecer los aprendizajes del alumno de manera más favorable. Así, son las instituciones privadas mayormente quienes participan de esta posición, quizá ellos están pensando que es bastante útil que hagan esta combinación. Y en los cuales se les otorgue de tiempo para trabajar y estudiar.

Así entonces, los jóvenes estudiantes y trabajadores a la vez, desarrollan por lo pronto un via crucis, pues actualmente se tiene que sacar voluntad extraordinaria para no dejar que les venza el agotamiento, la desazón y la falta de tiempos para destinar al estudio. Ya que, equilibrar ambos escenarios de estudio y trabajo, es el mayor reto por el momento en relación a las circunstancias que se describen. Lo ideal será, que la institución pública se preocupe por dar un seguimiento a las circunstancias de vida de aquellos jóvenes que estudian y trabajan, buscando que esos horarios flexibles, no solo los ofrezcan las instituciones privadas, sino también en escuelas públicas. 

Definitivamente, que los jóvenes están mostrando que desean participar en la construcción de su futuro, al trabajar y estudiar. Y muestran que tienen disponibilidad, ferviente deseos, pero les falta apoyo para que realmente generen algo positivo al país, que lo que se les enseña en la institución educativa lo apliquen en el entorno de la realidad y qué mejor, que en una empresa se le reciba el perfil en el cual se está formando en la institución escolar.

Al respecto, Said Ibarra Camacho tiene 20 años de edad, él estudia el tercer semestre en la Licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Tiene 5 hermanos por lo que sus padres no pudieron económicamente hablando, apoyarle en darle estudio y sus abuelos le ofrecieron apoyarlo económicamente para que prosiguiera estudiando y es así como Said pudo avanzar en su meta de estudiar. Es originario de Cosa Rica, pero tiene 2 años viviendo en la ciudad de Culiacán.

Sus abuelos lo apoyan en lo que pueden, los ingresos de sus abuelos no le permiten cubrir en totalidad los gastos que implica estudiar y permanecer en Culiacán. Así, como no alcanza el dinero, se vio obligado a trabajar y estudiar, trabaja en un supermercado por las noches, el narra lo difícil y estresante que es para él esta situación, fatigante y, nos dice: “a veces quisiera rendirme, y dejar la escuela, no tengo tiempo ni de dormir, creo que pierdo entre esto mi seguridad en salud, y muchas cosas más por trabajar y estudiar. Vivo estresado, cansado y, con muy pocos ánimos, también extraño a mi familia pero es por ellos que no me rindo”, esas son algunas palabras que el joven expresó durante su relato.

Por esta realidad, los jóvenes que inician sus estudios, estudiando y trabajando, finalmente se rinden…y claudican en su empeño…llevando esto, a una pérdida importante en sus sueños, productividad, oportunidad, que el estudiar en una institución de licenciatura, les significaría para su desarrollo.

AUTOR: Diego Madrigal

Visto 2530 veces
Valora este artículo
(24 votos)
Publicado en VIDA

Community Blog



Who's Online

Tenemos 80 visitantes y ningun miembro en Línea

Get connected with Us

Subscribe to our newsletter

Hot events

Style Setting

Fonts

Layouts

Direction

Template Widths

px  %

px  %