Ser humano
CON-CIENCIA DIVERTIDA - Viernes, 03 Junio 2016 05:08
MI RUTINA MATINAL - Viernes, 03 Junio 2016 04:24
QUIERES PROSPERAR, AYÚDATE - Jueves, 24 Septiembre 2015 02:47
La Falta de Oportunidades - Jueves, 24 Septiembre 2015 02:18
Trabajando juntos - Jueves, 24 Septiembre 2015 01:46

LOS NARCOS Y NOSOTROS

A propósito de los hechos violentos relacionados con el narcotráfico que repuntan en el noroeste del país, consecuencia de ajustes de cuentas, como lo justifica el gobierno, habría que entenderse que el origen está entre nosotros, entre la sociedad común, entre las familias y no tanto en las estrategias del gobierno federal.

 

La explicación simplista de que la violencia se ha hecho presente debido al mal gobierno del ex presidente Felipe Calderón, es un axioma cómodo para evadir responsabilidad.

Es muy claro que el nuevo gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, no ha podido controlar este problema, y tampoco es que “no sepan gobernar”. Esa crítica es más aplicable y evidente en otros ámbitos.

Calderón enfrentó con valentía un grave problema que venía estrangulando la vida económica y social de este país. ¿Que enfrentó al narco sin una estrategia inteligente? Es muy probable. Pero de que era necesario hacerle frente a un problema engendrado y desarrollado por décadas en México, también es cierto.

¿El nuevo gobierno, no quiso establecer una estrategia inteligente o ellos si sabían cómo enfrentar al narco? Porque los resultados son igual o peor que en el pasado.

Sin duda que hace falta el diseño de una política pública clara que indique cómo enfrentar y reducir el narcotráfico en México. No es cualquier cosa, cuando hay intereses macroeconómicos, por ejemplo, con el principal consumidor de enervantes, el vecino país al norte.

Pero también el problema presenta anclajes o fortalezas muy resistentes. Pues es muy cierto cuando uno escucha que los narcos son pocos comparados con el grueso de la sociedad. Pero el narco está inmiscuido en la misma sociedad y así se multiplica.

Tiene raíces y hebras que lo hacen indestructible, casi inmortal.

Las familias conocen, conviven, saben, se benefician, alaban y defienden a quienes en la clandestinidad se dedican a esta peligrosa actividad.

En Mazatlán, en los 80, a una persona que se hacía pasar por empresario, aunque era plenamente conocido su origen y actividad, se le reconocía y se convivía con él libremente. Era el dueño de una afamada discoteca, cuyas ruinas permanecen en pleno malecón, como monumento al pasado que aún permea la vida del Noroeste del país.

El narco ha generado una subcultura que ha sido recibida en la sociedad sin ninguna resistencia. Los jóvenes, quizás desprovistos de identidad, imitaron al narco.

Hombres y mujeres quieren parecerse a quien se dedica al narcotráfico: la ropa, el gusto musical, estilo de vida, sus valores comunes son idénticos a quien ostenta poder, producto del manejo de armas y dinero, en pleno enfrentamiento a las instituciones del estado.

La sociedad imita al narco, y luego, muchos de sus miembros logan ser en verdad elementos de esa sociedad que a diario se desplaza por las calles y pueblos del noroeste del país, enrolando y corrompiendo a quien se le atraviesa, incuso al mismo gobierno.

Ante una situación así, poco o nada podrá hacer un gobernante que quiera enfrentar y acabar con este flagelo. Pero lo que también es cierto es que sí es responsabilidad del gobierno federal, en coordinación con los estados, atender el problema y generar la paz en México.

Falta una estrategia de gobierno, pero ya no una desprovista de inteligencia como se le atribuye a la política de Calderón, ni a la omisión de Peña Nieto. Falta involucrar a la sociedad entera, a las familias, a cada mexicano, que entienda que el problema no es solo del gobierno, es también de nosotros.

AUTOR: Sergio Rubio Rodríguez

Visto 556 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Publicado en OPINIONES

Community Blog



Who's Online

Tenemos 83 visitantes y ningun miembro en Línea

Get connected with Us

Subscribe to our newsletter

Hot events

Style Setting

Fonts

Layouts

Direction

Template Widths

px  %

px  %