COMUNICADO, Aquí No, la Planta de amoniaco.
Autor  /  Joel Ulises Pinzón Vazquez.

Después de alrededor de 3 años en esta lucha nunca había sentido miedo como hasta ahora.

Pensé mucho en si era correcto o no realizar esta publicación pero el día de ayer se me complico mucho conciliar el sueño.

Hace algunos días ya se suscitaron unos acontecimientos donde me amenazaron directamente, hago responsable a la autoridad municipal de cualquier atentado en contra de mi integridad física o de mi vida. Asi como también le pido a gobierno de estado Rubén Rocha Moya y a gobierno federal Andrés Manuel López Obrador que garantice mi seguridad y la de cada uno de los que participamos en esta lucha.

Nunca habíamos tenido ningún percance de este tipo, a excepción de algunos ofrecimientos y de una amenaza que me entere por terceras personas, donde se había dicho que me "ofrecerían dinero y si no lo aceptaba me darían plomo". Ahora con el cambio de gobierno curiosamente las amenazas ya fueron directas y en las anteriores también los señalaba como responsables a estos personajes.

Hubo gente que me pregunto que si ya me había vendido porque publicaba muy poco y no asistí a una manifestación, pero cuando te advierten de esa manera tienes que pensar con cuidado cada paso que darás.

Hago esta publicación porque aparte de las amenazas, el rumor de que quieren quitarme la vida cada día es mayor.

Tomo como referencia el caso de Samir Flores, un activista que se oponía a la construcción de la termoeléctrica en Huexca, que días antes de la "Consulta Pública" fue asesinado a balazos en febrero de 2019.

Lo que importa es quien esta atrás de estas amenazas a modo de protegerme en cualquier situación que me pase, realice un video donde explico al probable autor intelectual de esto, lo compartí con algunas personas y en una situación desafortunada se hará público.

Lo más sencillo para uno puede ser doblar las manos y "alinearse" con estas personas, pero al final de cuenta son ellos los que están mal, si en realidad fuera un buen proyecto y estuvieran seguros de su construcción no realizarían este tipo de actos intimidatorios.

La razón nos asiste, después de años no debemos de bajar los brazos y que esto sirva para que la gente que apoya el proyecto vea en realidad lo que están respaldando.

Joel Ulises Pinzón Vazquez.
 
 
  
 
 
 
Read 426 times Last modified on Viernes, 12 Noviembre 2021 11:49
Top