BITCOIN. LA SEPARACIÓN DEL DINERO Y EL ESTADO

Autor: LUIS ANGULO

En un relato anterior, describí cómo Bitcoin me encontró y cómo la curiosidad se transformó en encanto. Ahora quisiera ahondar en el concepto de qué es dinero, entender cómo surge, cómo se usa y cómo evoluciona para entender cuáles podrían ser las consecuencias sociales o las transformaciones que se pueden derivar.

En las sociedades antiguas no es que existiera algo escrito, una ley o imposición sobre cuál debiera ser la forma de dinero para su uso legal en cada sociedad, simplemente eran objetos que mantenían cierto valor en dicho momento, y naturalmente sin algo escrito, se daba por consenso o aceptación el uso para el canje por servicios o productos. Los individuos veían valor en el objeto y sabían reconocer socialmente su valor de intercambio por otros objetos, las cosas se fueron dando naturalmente sin una imposición, siempre atendiendo la necesidad de mantener la condición de ser escaso y que nadie pudiera controlarlo, manipularlo o crearlo. Se usaron conchas, piedras, sales, especias, telas. Así siempre aquello que se usaba como dinero bueno (sostiene su valor) fue sustituyendo al malo o de menor valor, hasta llegar al oro y la plata que eran objetos escasos, de buena divisibilidad, portabilidad y sin el control de alguna entidad.

Con el tiempo la portabilidad, divisibilidad y resguardo de la moneda, plantearon una complicación para el individuo una vez que decidió dejar en custodia sus recursos a instituciones que fueron surgiendo cómo bancos o prestamistas. De ahí con el surgimiento de los estados, unidades territoriales con reglas y leyes para la convivencia de sus habitantes, originó la creación de un banco central que controlara y resguardara la riqueza del pueblo y emitiera valores o certificados de dicha riqueza, esos papeles fueron evolucionando en lo que ahora conocemos cómo billetes. En la actualidad la sociedad no se cuestiona qué es el Dinero y además que le otorga valor al papel que usamos día con día, simplemente estamos muy ocupados en poder pagar las deudas, trabajar y disfrutar de la vida. Eso me recuerda porqué las grandes crisis suceden cada 100 años, cuando no existe nadie vivo de la generación pasada para recordarnos los errores pasados. Ahí está 1928 la

Gran Crisis o 3 crisis intermedias la más reciente las masivas inflaciones de los ochentas en México y EUA y a su vez 3 más pequeñas, la más reciente la Crisis Financiera Hipotecaria de EUA.

Los gobiernos enfrentaron retos, crisis, necesidades para sostener toda la infraestructura social, médica, militar, policial, económica, legal, judicial y para hacer frente a dichos compromisos han tenido dos alternativas, la complicada que es incremento de impuestos al consumo, a la producción, al ingreso, a la riqueza, etc. que son muy castigados por la población al negar el voto al político que proponga dicha alternativa pues afecta directamente al bolsillo del ciudadano y la economía, pero encontraron una alternativa menos dolorosa que es la deuda o impresión de dinero, cómo individuos hemos hecho uso de esas opciones para adquirir una nueva casa, un nuevo auto pero sabemos que eventualmente tenemos que pagar dicha deuda. Los gobiernos han preferido financiarse con deuda, aunque es común pensar que es mediante impuestos, eso es falso. El hilo negro parece haberse encontrado pero cómo todo tiene sus desventajas pues al pagar esa deuda se deben emitir nuevas unidades de dinero que parece que no afecta a nadie pero la realidad es que afecta principalmente a quienes tienen cosas denominadas en pesos ya sea ahorros, pensiones o el mismo sueldo (asalariados). Parece que nunca relacionamos o no vemos el efecto negativo que tiene la deuda de un país en el poder adquisitivo de su población pues es algo gradual y es algo que sucederá en el futuro.

El dinero circulante que se sigue emitiendo para pagar esas deudas busca un refugio de valor ya sean acciones o inmuebles por eso siempre vemos que suben y no veamos lógica o atribuyamos sea una burbuja que no es el caso. La gente lo hace racional o intuitivamente. Esto hace que la gente poseedora de cosas escasas (inmuebles o empresas) se sigan enriqueciendo y el poseedor de dinero empobreciendo.

Además que este esquema beneficia a los ricos, también beneficia a los políticos pues ven cumplidos sus deseos de votos al otorgar planes sociales populistas con más deuda generando dependencia en ese sector más vulnerable esclavizándolos de por vida a esa asistencia social y dejándolos fuera de la riqueza desmoralizándolos pues solo pueden sobrevivir gracias a papá gobierno.

Con el surgimiento de la tecnología y con las características de lo que hace al dinero bueno o malo

(resguardo de valor) surge Bitcoin cómo un programa codificado, una moneda descentralizada que solo puede ser controlada por el poseedor de sus contraseñas. Su valor ha ido creciendo conforme se desarrollan plataformas, aplicaciones, comercios, se esparce la voz, se habla del tema, se estudia del tema y se escribe del tema. Una moneda que no pierde valor en el tiempo y gana mayor reconocimiento día con día.

Socialmente existe un descontento y una insatisfacción pues hemos confiado en nuestros gobiernos y ellos nos han defraudado. Ellos hicieron lo que fue más práctico y sencillo en su momento, generar unidades de dinero respaldados por oro, el problema fue cuando se empezaron a crear unidades de dinero sin respaldo alguno, lo que distorsionó el mercado e iniciaron varios ciclos viciosos que no hemos podido interrumpir.

Así cómo en su momento históricamente el poder lo tuvo la Iglesia y se cometieron abusos e injusticias cambiamos a un poder absolutos de los estados y así cómo en su momento hubo la separación de la iglesia o espiritualidad del estado, ya es momento de evaluar la separación del dinero y el estado pues cuando una entidad tiene la posibilidad de crear dinero de la nada y obliga

a los demás a usarlo tiene un nombre, se llama esclavitud.

Es así como concluyó esta parte considerando que el sistema monetario actual (fiduciario) es un sistema que no puede expandirse en usuarios pues ya tiene a todos cautivos aunque dicho sistema se expande todos los días en unidades monetarias. Bitcoin es lo opuesto, un sistema monetario que se expande constantemente en usuarios pero no puede expandirse en unidades monetarias.

Read 343 times Last modified on Miércoles, 24 Marzo 2021 21:34
More in this category: « CUANDO BITCOIN TE ENCUENTRA

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top