Respeto a las áreas verdes

Autor: Isabel Dorado Auz

Esa es la exigencia de los ciudadanos tanto en la Jesús García como en Sacramento, dos colonias muy importantes del municipio de Hermosillo.

Estos son nuestros árboles clamaba a voz en cuello el Jano Valenzuela quien se enfrentó al sujeto que amenazaba con matar a quien tratara de impedir los trabajos que quería desarrollar con una retroexcavadora. Previamente, el día anterior, los vecinos de Sacramento habían decidido derrumbar un cerco improvisado y este viernes salieron a defender su área verde hasta que lograron la suspensión de los trabajos cuando llegaron representantes de CIDUE, quienes afirmaron que se suspendía cualquier tipo de obra por las siguientes 48 horas.

En la Jesús García mandaron a la policía estatal y la AMIC para amedrentar a otro grupo de vecinos e involucraron a dos jóvenes quienes llegaron con unas palas viejas y empezaron a remover los árboles más pequeños de un área verde de más de 200 árboles. Después de amenazar con meternos a la cárcel a quienes nos oponíamos a la destrucción de los árboles, finalmente surgió la cordura y se logró detener, por el momento, el pretendido ecocidio. Aún así, este viernes regresaron y cortaron con un machete una ceiba en una clara provocación para fustigar a los vecinos.

En ambos casos, hubo cobertura de medios y eso fue, quizá, el principal factor para lograr detener la destrucción de ambas áreas verdes sin dejar de lado la importante defensa que han hecho, durante años, los vecinos de esos lugares de tan importantes espacios públicos.

Pareciera que en estos tiempos de fines de trienio y sexenio se quieran pagar deudas políticas de quienes hoy nos desgobiernan, dado que ven pocas posibilidades de refrendar el triunfo que obtuvieron en las elecciones pasadas. No hay otra explicación, dado que es impensable que en tiempos electorales se atrevan a quitar los poquitos árboles con los que cuenta la ciudad capital del estado, ciudad que no cumple ni con una tercera parte de áreas verdes que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Solo que hoy, esos “políticos” están encontrando una resistencia más organizada y será difícil para ellos repetir la triste “hazaña” de Eduardo Bours cuando destruyó el Parque de Villa de Seris. Porque podrán ponerle bozal a los hoy candidatos y precandidatos a los diversos puestos de elección popular para que no tomen un posicionamiento político ante este tipo de temas, o podrán controlar el acceso a entrevistas de radio a quienes difunden las arbitrariedades del poder político amafiado con el poder económico, pero no podrán detener esa ola verde de protestas en contra de esa guerra que se ha implementado en los últimos años en contra de las áreas verdes.

Insisto, aunque controlen a los partidos políticos para que no se sumen a estas causas ciudadanas, no podrán detener esa rabia que se ha venido generando desde aquellos tiempos del Parque de Villa de Seris y que ha provocado ese clamor del pueblo hermosillense: Respeten Nuestros Árboles, una consigna que llegó para quedarse y que los políticos tendrán que asimilar tarde que temprano

Read 204 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top