VILLA DE AHOME, SINALOA, hay un proyecto que debe concluirse.

Hace diez años realicé un mural en el interior de la casa de la cultura en la Villa de Ahome, a la distancia creo que el mural ha cumplido su objetivo, en esa época estaba muy empapado del muralismo Mexicano y sus ideales. Es el único mural que pude realizar hasta concluirlo, mi intención era pintar muchos más en todo el municipio, pecaba de ingenuo. Sin embargo tenía el entusiasmo, después comprendí que tenía que ser más realista y objetivo. Había quedado claro para mí que un mural de la manera que lo proyectaba requería de muchos recursos, mi pretensión técnica a sido siempre la búsqueda de resultados de alta factura y  cuidar la preservación de la obra para las futuras generaciones.

Entendía las referencias de Rivera, Siqueiros y Orozco como una forma sociopolítica de realizar proyectos monumentales entre artistas y el estado en beneficio para el pueblo, ingenuamente pensé que se podría replicar en el ámbito local, claro guardando sus respectivas dimensiones. El primer intento fue favorable para mis intenciones y se adivinaba un futuro alentador. Realice mi primer mural con éxito, eso me alentó a ir a la capital y conocer gran parte de los múrales de Rivera, Siqueiros y Orozco. No tardé mucho para darme cuenta de la complejidad del asunto en todas sus formas, desde la conceptualización, la búsqueda de materiales adecuados para nuestro clima, encontrar los sitios adecuados (edificios emblemáticos y públicos) y claro la restauración de estas paredes pues en general son viejas y sin un proceso adecuado la pintura se puede dañar por muchos factores en cuestión de meses sin mencionar la lista de cosa que se necesitan, en pocas palabras todo un reto de alto costo.

Durante años fantaseaba con la idea de realizar un mural monumental en las paredes de la sindicatura de la Villa de Ahome, el edificio era idóneo no había mejor lugar. Un buen día la exdirectora del instituto municipal de cultura Claudia Wong me hablo precisamente para un proyecto de murales por lo que aproveché para entregarle el proyecto de la sindicatura. Se llegó a un acuerdo había cierta cantidad de recursos para el mural, por lo que yo quise dejar muy claro y ser muy enfático en este punto  ¡¡solo alcanzaría para comenzarlo!!  lo repetí mucho.

 Para la institución era una cantidad considerable sin embargo sólo alcanzaba para restaurar las paredes, para los materiales, renta de andamios, gasolina y quedando así una modesta cantidad de honorarios, toda esta información se puede revisar con Polo infante actual administrador del IMAC.

Pues bien, si aquí escribiera la cantidad que en realidad me quedó de honorarios se entendería mejor que el trabajo que realicé para comenzar este mural es un regalo de mi parte.

En este sentido y en la espera de poder concluir el proyecto se buscó la continuidad con la nueva administración apelando a las coincidencias idealistas del nuevo gobierno de dignificar el trabajo de los artistas y en conjunto entregarle al pueblo un valor cultural elevado.

En esta ocasión escribo esta carta a quien genuinamente comparta esta misma visión y pueda quizá sumarse a este objetivo y ayudarme a concluir el proyecto.

Alejandro Álvarez

28 de Agosto 2020.

Read 181 times
More in this category: « ALEJANDRO ÁLVAREZ

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top