LA CALIDEZ DE MI TIERRA

Autora: Sonia Pérez Medina
Sinaloa es uno de los estados de la República Mexicana que en la mayor parte del año prevalecen las altas temperaturas, los ciclos regulares empiezan con calorcitos desde los 35ºC en los meses de mayo, junio y llegan en agosto y septiembre hasta los 44 o 45ºC, son éstos los meses que sufrimos los más despiadados accesos de calor.

Casi siempre el inicio de una plática es “ay que calor”, “ nunca había hecho tanto calor”, es el tema principal en estos días, por ejemplo antes de decir buenos días el saludo es “como está haciendo calor” y si, en verdad para la fecha que es comparándola con años anteriores no había subido tanto la temperatura, en éstos días ya esperamos con ansia el 24 de junio día de San Juan que se supone cae la primer lluvia, aunque a veces nos quedamos solo en eso, la espera, éste día en las comunidades la gente a las seis de la mañana ya está bañándose en el río, si lo hay y si no en casa se dan baños a jumatazo, el jumate es la mitad de un bule seco que los sinaloenses utilizamos ya sea para tomar agua de una olla de barro o como vasija para mojarse con ella, En la ciudad los agricultores celebran su día con una misa y una gran fiesta con banda y casi siempre, la comida festiva tradicional de Sinaloa consiste en Barbacoa, frijoles puercos y sopa fría.
He de decir o mejor dicho escribir, que debemos cuidar nuestra salud, con el clima tan cálido, los alimentos tienden a descomponerse con facilidad y esto provoca enfermedades en el estómago que hace que nuestro cuerpo se deshidrate y lejos de ir al médico nos auto recetamos, muy buenos los consejos de las abuelas: La limonada con sal, el refresco de cola, si, la chispa de la vida con fécula de maíz, etc. efectivos, pero nunca igualados con la visita al médico, esto es vital, la deshidratación llega y te sientes mareado, sin fuerzas, incluso podemos sentir hasta fiebres y falta de conciencia si te quedas expuesto al calor, ése es el golpe de calor. Además que el astro rey hace de las suyas enviando los rayos ultra violeta que cada vez nuestro planeta es incapaz de filtrar, ahora nos afecta más la piel y no tenemos aún la conciencia de usar bloqueadores, solo cuando vamos a la playita.
Así nos vamos en la plática, entre saludos y despedidas el tema del calor y la falta de lluvia se hace presente. Protéjase bien de las altas temperaturas recuerde HIDRATARSE O MORIR.
Reciban un afectuoso saludo,
Autora: Sonia Pérez Medina

Read 152 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top