UN DONATIVO

QUÉDATE EN CASA. ¿Qué parte no entiendes?

Autora: Natalia Reyes

Lo jodido de quiénes no asumen su responsabilidad en tiempos de epidemia/cuarentena, es que aún y cuando se lleguen a enfermar, alguien va a hacer un esfuerzo honorable por salvarle la vida. Siempre hay alguien que tiende su mano, y a eso se están arriesgando.

Al "no hay pedo, todo va a estar bien" y si, tienen razón, al final las personas indicadas se encargan de enmendar los errores de quiénes realizaban compras vanales, hicieron fiestas, mini convivios, visitas porque estaban aburridxs, se reunieron para quemar weed, se reunieron a cantar en un karaoke y compraron cerveza de aguaje, hicieron carnita asada y ceviche para festejar con sus compas que el coronavirus se las pelaba, jalaron la banda y a los chirrines, cerraron la calle para festejar un cumpleaños...  A todas esas personas que nunca se han puesto en los zapatos de las familias de quiénes han fallecido, que no les pudieron ver por última vez para despedirse, personas que han muerto probablemente con el miedo en sus ojos, llorando, con una enorme tristeza de saber que su vida se apagaba y que estaban en la soledad de sus cuerpos y en un hospital con personas que arriesgan su vida por ellxs. ¿Se imaginan? Morir así, sin un funeral, sin que las personas que te aman puedan decirte lo último que querías escuchar, sin tocar la mano de tu esposx, hijx, madre, padre.. ¿Se imaginan que es eso?

Hoy un amigo me compartió que dos personas en su familia han muerto por COVID19, destrozadxs por no poder despedirse de ellxs y con el temor de ellxs poder estar infectadxs y a cuántas personas más pudieron haber contagiado.

¿Se imaginan lo que es vivir así?

Sigue de fiesta, sigue saliendo, sigue haciendo como que no pasa nada y esto es una exageración. Y ruega a lo que más le tengas fe que esto no llegue hasta a tu familia, o en el peor de los casos, que tú le lleves "esto" a tu familia porque pensaste que era una gran idea salir por unos tacos, a comprarte una blusa, o a visitar gente porque estabas aburridx. A estas alturas, cada vez más salir de nuestras casas sin necesidad ya sea de trabajo, urgencia de salud o compra de víveres urgentes, se vuelve una situación de riesgo inminente.

Resistamos, aprendamos a lidiar con nuestras manías, reconstruyamos nuestro ser, mandemos amor a nuestras familias en la forma en que podamos, a veces serán con regaños, llamadas de atención, de manera dulce, de manera clara. Hagamos este acto de amor propio y colectivo nuestra fuente de poder y de salud. Crucemos el borde de lo banal, plantemos nuestros pies en el sentido común y de responsabilidad.

Hagamos la prueba unos días, y cuando esto se acabe, que sea gracias a nuestras buenas prácticas y podamos sentirnos orgullosxs de haber sido parte de la solución.

Les quiero y les quiero ver felices, saludables y en sus casitas.

Read 246 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top