MAS DE LO MISMO

Ya se cumplió un mes de gobierno municipal y no se ve diferencia respecto a las administraciones anteriores, aun y cuando se supone que Morena gobierna el municipio y, por tanto, hay un alto compromiso con la cuarta transformación.

Para empezar, la mayoría de los funcionarios municipales no tienen su origen en la izquierda tradicional y, por lo mismo, se puede explicar, pero no justificar, la falta de un proyecto digno del partido que hizo posible el triunfo de Célida López en Hermosillo. Hay quien dice que los mismos morenistas se dan puntapiés entre sí y que los regidores más combativos están esperando las definiciones en torno a la dirección del Instituto Municipal para la Cultura y las Artes, por un lado, y el nombramiento de Fiscal General del estado por el otro. Así, quienes podrían representarnos dignamente están más preocupados por impulsar a sus familiares a diversos puestos de las administraciones municipales y/o desde el Congreso del Estado, que en promover iniciativas que marquen el nuevo rumbo de la política en las diversas esferas del poder político.
Dejando de lado esas grillas, diremos que por lo pronto no se asoma un gobierno de izquierda en la capital del estado. Se puede argumentar la falta de recursos económicos, pero se supone que el mayor capital de Morena son sus recursos humanos. La triste realidad es que se sigue “gobernando” bajo la óptica tradicional y el mejor ejemplo de lo que estoy planteando es el llamado que hace el Ayuntamiento para que los hermosillenses saquen sus unidades del corralón para darle recursos al ayuntamiento para que pueda resolver el problema de los baches. Parece cómico, ¿no?
Por qué no apoyarse en las personas que hicieron posible el triunfo de Morena, algunos de los cuales seguramente tienen sus carros en el corralón y no han ido por ellos dado que consideran injusto el procedimiento por el cual les fue incautado. Yo mismo denuncié, hace prácticamente 6 años, que de manera muy irregular la policía municipal me quitó mi auto y todavía no puedo recuperarlo, porque no estoy dispuesto a pagar ningún cinco al ayuntamiento debido al atropello del que fui objeto y que trajo como resultado una recomendación de la CNDH al ayuntamiento y, ni aún así, se dignan en reparar el daño.
Decía que debieran gobernar con la gente. La gente en general es noble y participa con entusiasmo cuando se le convoca de buena fe. Por ejemplo, a iniciativa de Luis Enrique Ortiz empezamos en agosto de este año una aventura plantando árboles en diversas zonas de Hermosillo, dándole preferencia al norponiente de la ciudad que es donde más se necesitan. Hasta el momento hemos plantado más de 500 árboles y hemos contado con la colaboración de al menos dos centenares de entusiastas hermosillenses. ¿Qué hemos hecho? Simple y sencillamente sembrar una idea, llevarla a cabo y, con el ejemplo, demostrar que se pueden hacer las cosas. Nuestros únicos recursos han sido nuestra mano de obra, ponerle un poco de gasolina extra al carro que habrá de movernos, aportar las herramientas con que contamos y lo único que ha puesto el municipio han sido los árboles que hemos plantado y una pipa de agua que ha regado en dos ocasiones los árboles que plantamos por el camellón central de la Reforma final norte.
De que se puede se puede, pero si se empieza a ver con desconfianza la iniciativa ciudadana entonces no saldremos de donde mismo. Peor aún, si se pretende seguir castigando a quienes expresamos libremente nuestros puntos de vista por no coincidir con las políticas implementadas, el resultado final será el mismo.

Autor: Isabel Dorado Auz

Read 149 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top