LAS MÁS MODERNAS

Autora: FLORINA OLIVARRÍA
Cuando pensábamos que ya el feminismo no podía dar para más, aparecen nuevas corrientes, así hacen acto de presencia el ecofeminismo y ciberfeminismo.

Siguiendo a Nuria Varela (2013), el ecofeminismo aglutina a tres movimientos: el feminista, el ecológico y el de la espiritualidad femenina. Así lo define la Women’s Environmenntal Network, la red de mujeres ambientalistas, lo característico de esta corriente es su capacidad de construcción. Fueron las primeras en dar voz de alarma acerca de que la pobreza, cada vez tiene más rostro de mujer. Su exponente principal es Ráchale Carson tras haber publicado en 1962 el libro Primavera Silenciosa. Son totalmente activistas. Ejemplo: el movimiento Chipko y la organización Cinturón Verde, programa creado en 1977 por Wangari Maathai, que combina el desarrollo comunitario con la protección del medio ambiental. Desde entonces han plantado 30 millones de árboles y han creado 5,000 guarderías, dando muestra de su capacidad de movilización y acción comunitaria.
Otra corriente es el Ciberfeminismo, que tuvo su origen en Australia en 1991, donde el grupo de artistas denominado VNS Matrix, acuñó el término de ciberfeminismo. Su propuesta consiste en utilizar la tecnología para la subversión irónica de los estereotipos culturales. El movimiento se consolidó en el primer Encuentro Internacional Ciberfeminista, el 20 de septiembre de 1997 en el seno de la Documenta X, una de las muestras internacionales de arte contemporáneo más relevantes celebrada en Kassel, Alemania. Una segunda rama de esta corriente se inició en el desarrollo de la perspectiva de género y el uso estratégico de las redes sociales electrónicas. El ciberfeminismo surgió en 1993 en la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones donde se creó el grupo APC-mujeres con la intención de utilizar las nuevas tecnologías para el empoderamiento de las mujeres en el mundo. La Australiana Karen Banks, desde el servidor GreenNet en Londres y la periodista británica Sally Burch, desde la agencia alternativa de información ALAI en Ecuador, serán sus promotoras.
A partir de Pekín, fue una realidad que las redes electrónicas ofrecen una nueva dimensión a la lucha y el trabajo feminista, esto lo vemos reflejado en la información que generan los grupos de mujeres en la red: tanto las activistas como las académicas. En facebook podemos encontrar la presencia de organizaciones sociales como: La regla Rota, La Marcha de las Putas, Las Libres, por mencionar algunas. Así, como páginas web de organismos internacionales como la: ONU, la Comisión Internacional de Derechos Humanos; los Observatorios en torno al acoso callejero, los feminicidios, la violencia sexual, la diversidad sexual; la televisión por internet; las revistas electrónicas y muchas otras propuestas donde se expone las diversas corrientes emergentes del feminismo.
¡El feminismo sigue presente!.
Referencias:
Laserna Estrada, C. (2007). Reseña de "Feminismo para principiantes" de Nuria Varela. Tabula Rasa, (6) 371-378. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3960061

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top