Muerte serena

 

Llévame muerte adorada entre tus brazos

embriágame con el dulce aroma del olvido

que nadie me recuerde estando muerto

que mejor me recuerden cuando vivo

 Piérdeme en el oscuro túnel de la nada

deja que me débil aliento se despida de la vida

¡jálame con tu estela de luz, de luz perdida¡

que refleja el infinito azul de tu mirada

 

 Mucho he pensado en ti y no he temido

que como fiera rapáz me devoraras

pues hice de la vida lo querido

y hoy me quedo sumiso entre tus garras

 

 No me quiero soltar de tus amarras, ¡apriétame las venas,

congélame la sangre¡

Haz de mi, uno más de tus enjambres

Restrégame la vida si me agarras

 

Quiero dormir por fin, cerrar mis ojos

que nadie interrumpa mi descanso

nada más te pído que no duela

cuando me quede tendido en tu remanso.

 

 Y si dormido en mi fiera sepultura

Un remedo de vida se colara,

¡Sálvame del latido muerte mía¡

Déjame al fin gozarte, muerte pura

 

 Quiero sentir tus labios más de cerca

Ven más junto de mi, acá hasta abajo

Donde nadie pueda brincar la oscura cerca

Donde llegar les cueste más trabajo.

 

Aquí te espero pues, cabes conmigo

Si los demás te rehuyen yo te acepto

mete tus largas uñas en mi cuerpo

Cerciórate que yo quede bien muerto.

 

Autor Ricardo Damasco

Read 195 times
More in this category: « DELIRIO

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top