UNOS DIBUJOS

Realmente no he decir mucho: los rostros despiertan recuerdos de un pasado indestructible y dibujarlos alivia la soledad. Soy Santiago Soberanes, tengo 25 años, docente y psicólogo en Culiacán, Sinaloa, México.

Comencé a dibujar hace un par de años, cuando viví sin internet en un departamento en otra ciudad, la bella Santiago de Querétaro. Los lápices y hojas se volvieron un espacio donde era posible -como le sucede a todas las personas introvertidas- abstraerse del mundo circundante. Poco a poco he aprendido a solas y con la guía de libros, de paciencia y de mi gran maestro Gerardo Meza, quien me ha mostrado con claridad el arte de la observación.
Con el hiperrealismo persigo aprehender las pequeñas expresiones de la psique, debido a que en esta forma de dibujar al mundo debe uno exagerar un poco lo evidente: es una invitación a desacostumbrarnos a ver al mundo de forma difusa y completa. No es mi intención aportar con esto a mi realidad social, no sé tampoco por qué lo hago, pero me ayuda a darle cierto sentido al vacío.
Recién he comenzado a crear mis obras, espero construir y realizar algo que valga la pena ver; y agradezco enormemente la invitación de Guillermo Sandoval para en esta revista decir algo sobre lo que hago.
Autor: Santiago Soberanes

Read 224 times
More in this category: « EL GATO MIDAS DELIRIO »

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Top