Ser humano
CON-CIENCIA DIVERTIDA - Viernes, 03 Junio 2016 05:08
MI RUTINA MATINAL - Viernes, 03 Junio 2016 04:24
QUIERES PROSPERAR, AYÚDATE - Jueves, 24 Septiembre 2015 02:47
La Falta de Oportunidades - Jueves, 24 Septiembre 2015 02:18
Trabajando juntos - Jueves, 24 Septiembre 2015 01:46

UNA ALERTA DE GÉNERO DE CARTÓN

  • Viernes, Jun 03 2016

El feminicidio es una consecuencia de la violencia de género en Sinaloa, la cual encuentra su respaldo en la cultura de violencia que nació con el auge y la aceptación por parte de la sociedad del narcotráfico en el estado.

Feminicidio es el nombre que se le da al crimen en el cual las razones del asesinato radican en la condición de mujer de la víctima y “es causado por la estructura de poder desigual de la sociedad, que coloca a las mujeres en posición de subordinación respecto a los hombres y que se expresa en todos los órdenes: material, institucional y simbólico”, (Beatriz Eugenia Rodríguez Pérez, 2005). 

Se puede clasificar en: 1. Íntimo, 2. No íntimo y 3. Por conexión.

El primero, el íntimo, son aquellos asesinatos cometidos por quienes la víctima tenía o tuvo una relación íntima, familiar, de convivencia u otras.

El segundo, no íntimo, se refiere a los asesinatos cometidos por desconocidos, con quienes la víctima nunca tuvo relaciones, (aquí se comprenden crímenes que incluyen violación, asesinatos sexuales seriales y otros).

El tercero, por conexión, hace referencia a quienes fueron asesinadas en el intento de matar a otra mujer, (es el caso de personas que trataron de intervenir o simplemente fueron atrapadas en la acción del feminicida).

Cabe aclarar que los feminicidas pueden ser indistintamente hombre o mujer. (Beatriz Eugenia Rodríguez Pérez, 2005). 

El feminicidio íntimo es un crimen anunciado con antelación, expresado en la violencia intrafamiliar.  En el año 2015, de acuerdo con los datos recabados por la Procuraduría General de Justicia del estado de Sinaloa en “mujeres ofendidas”, se presentaron en la capital 909 denuncias por violencia familiar/intrafamiliar.  Es decir, existen de manera oficial en el papel,  909 mujeres detectadas con altas probabilidades de morir por feminicido íntimo. 

Escribir la palabra paz en un campo de batalla no hará que la guerra se termine, de la misma manera, una Alerta de Violencia de Género (por sí sola) no generará ningún cambio favorable en la situación de violencia en que viven las mujeres.  

Decir que la Alerta por sí sola no tiene la capacidad de disminuir la violencia es porque reformar las leyes y penalizar con una cantidad de años adicionales en prisión a los feminicidas no soluciona el problema sino que trata sus consecuencias (el feminicidio) sin haber erradicado la violencia de género.  La aplicación de un castigo justo acorde al delito es lo correcto pero impedir el delito es lo necesario y realmente certero. 

La Alerta de Violencia de Género Contra Mujeres en Sinaloa debe ser un paso de un camino estructurado y planeado cuidadosamente para llegar a ser una  sociedad donde la mujer sea tratada y reconocida como lo que es: un ser humano coexistiendo en un plano de igualdad con el hombre. 

AUTORA: Ana Loredo

Visto 1527 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Publicado en GÉNERO

Community Blog



Who's Online

Tenemos 96 visitantes y ningun miembro en Línea

Get connected with Us

Subscribe to our newsletter

Hot events

Style Setting

Fonts

Layouts

Direction

Template Widths

px  %

px  %